Las ventajas de las conservas

conserva_pescado

Las ventajas de las conservas

Desde la antigüedad, el hombre ha tenido la preocupación de conservar los alimentos para poder consumirlos más tarde.

Las primeras técnicas empleadas fueron la colocación de los alimentos en lugares oscuros, preservándolos así de la luz. Otra forma de conservación, en épocas invernales, era guardarlos bajo la nieve. De igual manera se aprendió que ahumando, desecando o incluso sazonando los alimentos se conservaban durante bastante tiempo.

Otra fórmula que ha llegado hasta nuestros días es la utilización del aceite, especialmente el de oliva. Esta forma de conservación consiste básicamente en sumergir los alimentos en aceite, previamente preparados. De esta manera se conservan gran parte de sus vitaminas a la vez que se impide el contacto con microorganismos que pudieran contaminar. Esta técnica llevada al día de hoy, permite la conservación de determinados alimentos durante varios años.

Seguridad en el producto

La comida enlatada es totalmente segura. Durante el proceso de conservación se destruyen las bacterias que son responsables del deterioro del alimento. Debido a la rapidez en la preparación de las conservas, se mantienen las vitaminas, proteínas y los nutrientes.

Suelen ser productos económicos y en los que se aprovecha todo el contenido. Normalmente para cada producto podemos escoger entre varios tamaños en función de nuestras necesidades. Añadimos la facilidad de almacenamiento y que normalmente no necesitan refrigeración. Se pueden almacenar a temperatura ambiente sin ningún consumo energético.

La fecha de conservación. Esta oscila entre los dos y cinco años. Suele indicar la fecha de consumo preferente, no la de caducidad. Esto es, la fecha hasta la que el producto se va a conservar en sus óptimas condiciones. Pasada esta fecha, el alimento no es peligroso para la salud, solamente puede perder color, textura, apariencia o sabor.

Otra ventaja es que podemos saborear un producto en cualquier época del año.

También contamos con la ventaja de la gran variedad de conservas de las que disponemos: conservas vegetales, conservas de pescado, frutas o incluso carnes.

Conservas vegetales

A día de hoy contamos con la ventaja de la facilidad de uso: prácticos envases, bien latas o cristal, de fácil apertura. Cada vez más se da a conocer en el propio envase la información nutricional. De esta manera el consumidor puede conocer de antemano los beneficios nutritivos de cada alimento.

Y por supuesto, añadir la ventaja de las grandes posibilidades culinarias, además del ahorro de tiempo en la cocina.

las ventajas de las conservas de pescado

Precauciones con las conservas

Podemos evitar riesgos al consumir una conserva si observamos, en el caso de las latas, que hay signos de oxidación, especialmente en los puntos de unión.

Si observamos que la lata está abombada, significa que pueden existir microorganismos patógenos  en su interior, siendo tóxicos si consumimos el producto.

También debemos desechar la lata si al abrirla observamos líquido en mal estado o espuma y también si al abrirla el contenido sale a borbotones.

Recomendaciones

Es recomendable lavar la lata si se va a comer directamente de ella y no viene protegida con una caja de cartón. En caso de sobrar alimento, este no se debe guardar en la propia lata en el frigorífico. Deberemos guardar el sobrante, con su líquido, aceite o escabeche, en un tupper o frasco de cristal. De esta manera evitaremos oxidaciones y formación de bacterias y hongos perjudiciales para la salud. Aun así, una vez guardado en el tupper o frasco de cristal, debemos consumir nuestra conserva lo antes posible.

Para su correcto almacenaje, se recomienda guardar en lugares frescos, secos y que estén resguardados de la luz. Cuando adquiramos nuevas conservas, es aconsejable colocar estas en la última posición, a fin de consumir primero las más antiguas.

¿Te animas con las conservas? En Gourmet Actual disponemos de unas excelentes conservas de pescado y vegetales.

 

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *